Áreas

Para niños, adolescentes y adultos desde una perspectiva cognitivo-conductual, que consiste en manejar los procesos de aprendizaje para desaprender las conductas que nos hacen daño y reaprender las que nos ayudarán a superar nuestros problemas.

 

Esta corriente postula que nuestra forma de ser es el resultado, casi al 100%, de los aprendizajes que realizamos a lo largo de nuestra vida. Todo lo que aprendemos a través de las experiencias que vivimos nos transforma en las personas que somos a día de hoy.

En ocasiones, realizamos una serie de aprendizajes que nos resultan dañinos y nos sumen en problemas emocionales. En estos casos podemos sacarle mucho partido a la intervención cognitivo-conductual, que incide en nuestros pensamientos negativos y en nuestras conductas para salir del círculo vicioso que representa el problema emocional.

Áreas de intervención

Problemas de estado de ánimo

Autoestima

Adicciones

Estrés

Ansiedad generalizada

Hipocondría

Fobias

Fobia social y desarrollo de habilidades sociales

Filosofía

Enfado patológico

Disfunciones sexuales

Problemas de pareja

Tics y hábitos nerviosos

Problemas de sueño

Problemas de comportamiento en niños

Dificultades de aprendizaje

Contáctanos