26 Dic Focos. Especial de Navidad

cabecera-focos-navidad

 

En este Focos le damos un repaso a los temas que más nos han llamado la atención en Navidad: el exceso de regalos y las resoluciones de año nuevo.

 

Ana Romero Guillén
El exceso de regalos en los niños por Navidad

exceso-de-regalos

 

Dentro de poco llegaran Papa Noel y los Reyes Magos cargados de juguetes para los niños que han sido buenos durante todo el año. En estas fechas los niños se llenan de regalos y juguetes. A veces, reciben tal cantidad de juguetes, que se ven desbordados, terminando por hacer caso a muy pocos de ellos, y no es raro ver a niños rodeados de juguetes, y diciendo que se aburren.

Un estudio realizado por la consultora TNS para eBay sobre las tendencias de consumo en Navidad desveló que los españoles gastarán una media de 235 euros en regalos para estas fechas. Obviamente, los más afortunados son los niños, a quienes les destinarán un presupuesto de 151 euros. Se estima que el 80% de los niños españoles reciben cinco o más regalos durante estas fiestas y que muchos reciben 10 veces más regalos de los que necesitan.

El principal efecto del exceso de regalos en los niños es que sufren una anestesia emocional, que hace que los pequeños resten importancia a valores como el esfuerzo, la generosidad y la austeridad. Es primordial que los padres pongan un límite al número de regalos que hacen a sus hijos teniendo en cuenta lo que es necesario, coherente y prioritario.

Un exceso de juguetes provoca en los niños:

  1. Sobreestimulación
  2. Perdida de la ilusión
  3. Bajo nivel de tolerancia a la frustración
  4. Limita la fantasía
  5. Desarrolla antivalores

 

¿Qué debemos tener en cuenta a la hora de hacer un regalo a un niño?

  • Es bueno preguntar a los niños que regalos les harían realmente ilusión. Es muy probable que los niños hagan una lista de muchos regalos pero sería importante que seleccionen aquellos que realmente les haría ilusión recibir.

 

  • Regala juegos funcionales, creativos y que tiendan a la sociabilidad. Regalos con los que pueda jugar con sus padres, con familiares o con otros niños. Incrementará los lazos afectivos.

 

  • Regalos que les sean necesarios y a los que vayan a dar uso. Muchos niños olvidan los regalos nada más abrirlos porque no atienden a sus expectativas.

 

Esteban Brook-Hart
Resoluciones de año nuevo

resoluciones

 

Con la llegada de la Navidad, y con el final del año a la vuelta de la esquina, es habitual que hagamos una evaluación de lo que nos ha gustado del año, lo que hemos conseguido y lo que nos queda por hacer. El año nuevo plantea la perspectiva de empezar un nuevo ciclo, y hay quien aprovecha para marcarse algunas resoluciones. Las más comunes son las de dejar de fumar, aprender algún idioma, hacer más ejercicio y adelgazar, aunque no existen límites para la variedad de resoluciones en las que podemos pensar si decidimos implementar algunos cambios para el año que empieza.

 

El riesgo estriba en que se queden solo en buenas intenciones y que, pasados unos días, perdamos la motivación para hacer ese cambio. Para que esto no ocurra podemos utilizar algunos trucos que nos lo pondrán un poco más fácil:

 

  • Concreta todo lo que puedas: las resoluciones no son más que objetivos que nos ponemos y, como con cualquier objetivo, cuanto más concreto lo definamos más fácil nos resultará alcanzarlo. Imagínate por ejemplo que decides ponerte en forma. Así planteada, esta resolución sería demasiado vaga: ¿qué significa para ti estar en forma? ¿Cómo sabrás que has conseguido ponerte en forma? Intenta ir a lo específico: “saldré a correr durante media hora dos días a la semana”. De esta manera podrás planificar mucho más fácilmente los pasos a seguir.

 

  • Da pequeños pasos: cuando tengas claro el objetivo, piensa en los pasos necesarios para alcanzarlo y planifica el tiempo que te costará dar cada paso. Un ejemplo: si quieres habituarte a comer sano, puedes marcarte pequeñas metas semanales, y cada semana das un paso más: en la primera podrías comer pescado dos veces por semana, en la segunda añadir tres piezas de fruta al día, en la tercera agregar un poco de ensalada en cada comida…

 

  • Comprométete con otras personas: marcarte objetivos compartidos con amistades o familiares puede ayudarte a cumplirlos porque pueden darte ánimos cuando tu motivación flaquee. Por ejemplo, es más fácil que nos comprometamos a salir a correr si lo hacemos en grupo que si vamos por nuestra cuenta.

 

  • Pásatelo bien: busca objetivos que te apetezca alcanzar, que te motiven, incluso que te puedan divertir. Nadie te obliga a hacer resoluciones de año nuevo; si las haces, por lo menos intenta disfrutarlas poniéndolas en marcha.